El presente ensayo de Agustín Cadena es una lúcida valoración de la obra de José Revueltas a partir de su fundamento estético: el realismo materialista-dialéctico. Cadena relata el impacto que causó en el narrador mexicano su viaje a Budapest en 1957 (donde acababa de acontecer un movimiento revolucionario en contra del gobierno y de las políticas de la URSS) y la defensa que hizo entonces de la libertad de expresión y la libertad creativa (“Carta de Budapest”) en un ambiente de censura impuesto por el régimen estalinista a los países de Europa. “José Revueltas, el intelectual, el militante… era por encima de todo un artista”.

“El futuro es hoy. Ideas radicales para México”, libro editado por Humberto Beck y Rafael Lemus, expone alternativas frente a la idea de que no es posible otro camino que el dictado por el sistema neoliberal. Desde posturas ambientalistas, de género, autogestivas, o que retoman cuestiones como la migración o la legalización de las drogas, el presente trabajo abre el horizonte de expectativas para el México actual.

En la presente entrevista, Humberto Beck, fundador de la revista Horizontal, habla del libro “El futuro es hoy. Ideas radicales para México” (editado a cuatro manos con Rafael Lemus y publicado por Biblioteca Nueva) donde reúnen ensayos que abordan una serie de perspectivas para el México que se está construyendo, desde posturas de género, ambientalistas, culturales, hasta visiones que retoman temas como la legalización de las drogas, la migración y la autodeterminación de los pueblos originarios. Una entrevista indispensable para entender la multiplicidad de aspectos que conforman el México actual.

Un grito de rebeldía, un puñetazo en lugar de flores, una negación del estado presente de las cosas como una búsqueda de otro mundo menos vil, el punk es una forma de acabar con todo para comenzar de nuevo, nos dice César Oliveros en el presente ensayo. Un acto suicida, golpe seco en el centro mismo de las ideas y los hábitos como un camino hacia “otro” hombre nuevo, libre, rebelde, con la determinación suficiente para acabar incluso consigo mismo.

El presente ensayo recorre la trayectoria de Tony Scott, célebre productor de Hollywood quien un 19 de agosto del 2012, a los 68 años de edad, se lanzó del Puente Vincent Thomas de Los Ángeles, poniendo fin a una carrera de treinta años de éxitos. ¿Qué hace que un hombre con la vida aparentemente resuelta decida acabar con ella?

“Del suicidio” es un lúcido ensayo donde Pável Granados reflexiona acerca de ese “derecho de la conciencia” para decidir si vale la pena seguir viviendo. Desde un enfoque íntimo, Granados expone la visión histórica que se ha tenido sobre el suicidio, sus múltiples y complejos significados, y hace un paseo por algunos casos célebres en la literatura moderna, desde Gérard de Nerval, Mariano José de Larra, Manuel Acuña y Horacio Quiroga.

¿Qué busca el suicida? ¿Qué significado tiene ese acto de radical autoanulación? En el presente ensayo literario, la narradora Roxana Sámano reflexiona sobre esa eternización de un presente tremebundo, un rechazo hacia la posibilidad de seguir conociendo, o un mero acto de supremo hastío. “La muerte voluntaria es el perpetuo rechazo a los lugares que nunca nos vieron llegar. El suicida calumnia todo aquello que nunca le perteneció”.

El relato que lleva por nombre “Cigarros”, lo escribió su autor a los 22 años, uno antes de que se suicidara en el minúsculo cuarto de un edificio de la colonia Nápoles, en la ciudad de México, donde vivía rodeado de libros y de colillas de cigarro. Su nombre era Jesús García Huerta (1981-2003), joven de tozuda melancolía y talento literario, de quien apenas se conservan un puñado de relatos. Se sabe que escribió una novela cuyo extraño personaje, al final, abre el grifo de la bañera para dejarse ahogar por “las sombras”.

A partir de dos citas del filósofo francés Jean-Jacques Rousseau, Luis Villoro reflexiona en torno a la libertad, la democracia y las distintas posibilidades de gobierno en una sociedad. Entre sus múltiples estudios filosóficos, destaca la constante preocupación que Luis Villoro ha tenido en torno a la ética social, la justicia y el respeto a los derechos universales. Su inquietud por la pluralidad cultural y la comunión con los otros, la ha desplegado en sus estudios sobre el indigenismo en México.