………………..

"Escarabajo". Jorge Matías Garnica "Escarabajo". Jorge Matías Garnica

Roxana Sámano

 

Camus muerto. Sábato muerto. Todo muriendo. El cuchillo vacilante desprende címbalos  blancos. Argelia veneno. El señor Meursalt sale a matar y descubre un cadáver. Ya mató ayer.
Gerardo Arana

 

 

 

   Fisura (Del lat. Fissura<findere, rajar>)

  • Abertura alargada y con muy poca separación entre sus bordes, que se hace en un cuerpo sólido, especialmente un hueso o un mineral.

               “el accidente de moto le produjo una fisura de cráneo”

  • Dificultad o desacuerdo que amenaza la solidez o la resolución de una cosa.

               “la economía del país tiene graves fisuras; un programa electoral  

               sin fisuras”

 

 

1.  El desencuentro

Aquellos que preservan un espíritu romántico, anhelan las despedidas tal vez más que los encuentros; preparan sus adioses anticipadamente y se visten para la ocasión en una suerte de ritual sin repetición. Por eso a los que mueren de manera involuntaria, a causa de un deterioro crónico, se les venera más que a todos los demás muertos, ya que su agonía se convierte en el espacio propicio para el alejamiento premeditado.

La muerte involuntaria da lugar al duelo; aquél que muere por causas ajenas a sí mismo, lo hace en un desprendimiento lento. El suicida, a diferencia del enfermo que de manera involuntaria ve mermadas sus posibilidades, no ofrece enunciamientos previos; no se proclama anticipadamente.

El suicidio no es el rechazo a la vida, y a lo que de ella se conoce, sino la expresión del cansancio de la espera.

 Caída libre en paisaje urbano

 fisura momentánea del aire

Inercia

atracción gravitatoria

 

2.  La maldiciòn

Ante todas las cosas cognoscibles, morimos siempre demasiado temprano. La muerte voluntaria es el perpetuo rechazo a los lugares que nunca nos vieron llegar. El suicida calumnia todo aquello que nunca le perteneció.

La maldición que el suicida enuncia, es por excelencia la materialidad del presente; es su pronunciación la disolución del vínculo con lo anteriormente creado en conjunto. No es la antítesis de lo bendito, sino del orden, ya que fisura el deseo de continuidad y las promesas implícitas.

 Overdose

dolor de estómago

fisura en el lenguaje

onomatopeya

 

3.  El objeto

La inmolación carece de razones previamente expuestas, por eso nadie nunca sabe con precisión las causas que la produjeron. El aniquilamiento del otro propicia la configuración de narrativas que se desprenden de la intuición y que carecen de certezas. El suicidio aniquila la verdad. 

La vida del suicida pasa a significarse en objetos específicos en los que se deposita la ira y el desprendimiento que acompaña a la muerte. El suicida es el demiurgo que nunca deja de poseer en la medida en que anima las cosas que alguna vez le pertenecieron.

 Shooting

fisura en el silencio

onda de choque

 

4.  “La maldición”

El suicida es el máximo traidor, ya que rechaza cualquier tipo de arrepentimiento y niega en el acto la posibilidad del perdón. Por eso se le nulifica, porque representa la repulsiva superación del cobijo ajeno.

En la propia anulación, no necesariamente se castiga al otro, pero sí se le maldice con la anulación de cualquier deseo de posteridad en conjunto y la posibilidad de un nuevo nacimiento. Representa la instantánea separación, aquello de lo que no se vuelve a hablar, y que sin embargo, permanece tras generaciones como un gen hereditario

Arma blanca sobre la piel

playing possum

simulación

 

6.  La separación

¿De qué forma tan profunda se sentirá la definitiva pérdida del amor en el país de Roberto Bolaño? ¿Cómo lidian las personas que piensan y hablan en portugués, con el sentimiento de despojo y extrañamiento, desde esa saudade constante e imprecisa, que peca, según cuentan, de tanto doler?

Roxana Sámano Cuevas estudió Filosofía en la Universidad del Claustro de Sor Juana. Escribe cuento y ensayo.

*